NO PUEDEN SEGUIR USANDO LA PANDEMIA PARA CERCENAR DERECHOS, PERSEGUIR A LOS OPOSITORES Y DEGRADAR LAS INSTITUCIONES

Declaración Partido GEN por la situación política que se vive en la Provincia de La Rioja

La Mesa Nacional del Partido GEN manifiesta su preocupación frente a la situación política que se vive en la Provincia de La Rioja. La creación de una fuerza de seguridad de dudosa actuación y puesta al servicio de la intimidación pública es un dato más del despliegue del gobierno provincial para silenciar las manifestaciones populares en reclamo de mejoras frente a la grave crisis económica y social.

En ese contexto, la persecución de opositores y el intento de destitución del diputado radical Gustavo Galván sin ninguna causa que lo justifique, es un nuevo retroceso de las instituciones que deben preservar el pluralismo como sustento fundamental del sistema democrático.

La pandemia exige respuestas extraordinarias para asegurar la vigencia de los derechos y también mayores controles en las contrataciones para la transparencia de la gestión. Lo contrario implica una inaceptable utilización que contradice la vigencia plena de las garantías constitucionales que el poder público debe acatar y asegurar.

En tal sentido, expresamos nuestra solidaridad y compromiso democrático.

Presidenta, Margarita Stolbizer
Secretario General, Sergio Abrevaya


DECLARACIÓN PARTIDO GEN: PANDEMIA ABRIL 2021

“LA PROLONGACION DE LA PANDEMIA Y LOS RIESGOS NOS OBLIGAN AÚN MÁS A SALIR DE LA CONFRONTACION PARA ENCONTRAR SOLUCIONES, ASEGURANDO EL ACCESO A LA SALUD Y A LAS VACUNAS, LOS ALIMENTOS, LA EDUCACION PRESENCIAL Y EL TRABAJO COMO BASE DE COHESION E INTEGRACION Y DESARROLLO ECONÓMICA Y SOCIAL.”

La Mesa Nacional del Partido GEN declara:

1) Vemos con preocupación los altos niveles de confrontación política y de la grieta como parte de los posicionamientos en temas que deberían ser parte sustancial de acuerdos entre todos los actores. No hay causa que justifique arrastrar a la Nación a posiciones irreductibles, descalificaciones y pérdida de la voluntad del diálogo. Son momentos en que se hace más necesario el encuentro, la fraternidad y sobre todo los acuerdos para brindar las mejores respuestas frente a la emergencia.

2) Creemos indispensable y urgente fijar una agenda con las prioridades del momento, -mucho más allá de las cuestiones y las conveniencias electorales- y eso debe ser abordado en un marco amplio e institucional de diálogo, con la seriedad y la profundidad que requieren las respuestas.

3) Esa agenda debe poner la urgencia en el acceso a la salud y a las vacunas, procurando inmunizar en el menor tiempo posible a toda la población respetando los protocolos de prioridades por riesgo. Celebramos la Resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos instando a que todos los países de la región pongan la salud pública y los derechos humanos en el centro de sus decisiones sobre vacunas promoviendo la distribución justa y equitativa. Resulta fundamental el acceso universal, la información y la transparencia.

4) Los alimentos y el derecho a la nutrición se han convertido en otra cuestión central y en torno a esto nos preocupan los altos índices de inflación sobre los productos de la canasta básica, por lo que instamos a que los acuerdos políticos y sociales incluyan un programa de emergencia antinflacionaria y preservación del ingreso.

5) De igual modo, la presencialidad de niños, niñas y jóvenes en las clases debe ser pensado con perspectiva amplia sobre los beneficios presentes y futuros y el estado en todos sus niveles debe garantizar plenamente el acceso a la educación en esos términos y mediante la implementación de todos los protocolos necesarios para prevenir y evitar cualquier tipo de riesgos.

6) Entendemos que el crecimiento y el desarrollo económico de la Nación deben poner la centralidad en un modelo productivo y el trabajo con dignidad para todas las personas, porque esa es la base de la cohesión social, humana, territorial que nos permitirá volver a concebir un proyecto colectivo de país con la mirada puesta en un mejor futuro. Instamos a que se constituya un ámbito institucional de carácter técnico para abordar estas cuestiones en el marco de la prolongación de la pandemia y los efectos que se pueda prever que se van a producir.

7) Todo ello, sin perjuicio de la necesidad de sostener una agenda amplia por la igualdad, la disminución de la violencia, la garantía de seguridad ciudadana y la preservación del ambiente y los recursos naturales, así como el pleno funcionamiento de las instituciones, la división e independencia de los poderes y la transparencia en la gestión pública, con amplios niveles de interacción y participación de la ciudadanía y las organizaciones sociales del sector privado.

Buenos Aires, 23 de abril de 2021

Presidenta, Margarita Stolbizer
Secretario General, Sergio Abrevaya


COMUNICADO DEL PARTIDO GEN: Pobreza que duele

A fines de 2020, el desempleo, la cuarentena, el sobreprecio de los alimentos y la inflación empujaron a más de 7 millones y medio de argentinos a la pobreza, entre ellos más de 2 millones pasaron a ser indigentes. Así, la pobreza ya alcanzó a 19 millones de personas en nuestro país.

En 2015, CFK entregó un país con una pobreza estructural del 25%; en 2019, durante el gobierno de Macri ya se había elevado al 35.5% y hoy los números muestran algo más alarmante, un 42% de nuestro pueblo es pobre.

La canasta básica que ronda los 60 mil pesos, se torna cada vez más inalcanzable tanto para una familia tipo con dos salarios mínimos, como para los trabajadores informales; lo mismo sufren nuestros jubilados, el valor de su canasta triplica el haber mínimo. Mientras que más de la mitad de los menores de 15 años está en la pobreza, precisamente un 57%.

“Es tiempo de que la política sintonice con los problemas de la gente y no con su propia agenda. Necesitamos un plan de gobierno que nos saque de este agujero que se profundiza año a año, con empleo genuino, desarrollo de la industria y del comercio, una Argentina de trabajo y desarrollo”, expresó Sergio Abrevaya.

Por su parte, Margarita Stolbizer manifestó: “Sin plan económico y una política antiinflacionaria no es posible reducir la pobreza. Hay que salir de la mera observación de la estadística para poner rostro humano en la pobreza en cada hogar, cada niña, niño o jubilado que han caído en el listado de nuevos pobres por no poder acceder a un piso nutricional”.

Presidenta, Margarita Stolbizer
Secretario General, Sergio Abrevaya


LA REPRESIÓN EN FORMOSA ES PROPIA DE UN GOBIERNO AUTORITARIO

La represión en Formosa es muestra de la intolerancia que viene llevando a la violación de los derechos humanos en la provincia, con un gobierno nacional que ha dado la espalda a todos los reclamos que se le han hecho.

Ninguna protesta justifica una represión, mucho menos con la brutalidad que lo ha hecho la policía formoseña, y menos todavía cuando el reclamo es para defender el trabajo en momentos en que la pobreza se agiganta como consecuencia de la pandemia y la cuarentena.

Formosa es el ejemplo extremo del feudalismo en Argentina. Necesita manejar todo, empobrece a los propios y en su ejemplo más dramático no los dejan ni siquiera salir de sus casas.

Preocupa especialmente la violencia desatada contra mujeres y niños, que muestra la peor cara de la fuerza policial que está bajo las órdenes del gobernador Insfrán. Han vuelto peores, cada vez más lejos del diálogo que prometieron, incapaces de resolver los problemas y dispuestos a reprimir protestas populares.

Presidenta, Margarita Stolbizer
Secretario General, Sergio Abrevaya


Declaración Partido GEN: Anticorrupción febrero 2021

Frente a la insistencia de personas vinculadas con el actual gobierno – en lo que parece una campaña perfectamente coordinada que incluye a actuales funcionarios públicos- para ejercer presión a los fines de obtener los beneficios de indultos o amnistía en favor de ex funcionarios acusados de delitos de corrupción, hechos que se suman a otros que, con igual fin, buscan influir sobre el Poder Judicial, se nos hace un deber manifestar:

1. Resulta imperioso mantener el estado democrático de derecho basado en el principio republicano de división de los poderes del estado, impidiendo cualquier injerencia que pueda afectar su independencia.

2. La corrupción socava las instituciones, afecta la confianza social e impide el desarrollo, trayendo como consecuencia mayor pobreza y exclusión. Es indispensable, como condición para afrontar las crisis por las que atravesamos, una recomposición ética a través un “Nunca más a la corrupción” en todos los ámbitos.

3. Los delitos de los funcionarios públicos, al igual que otros, deben ser juzgados en el marco de una absoluta independencia de los poderes y deben ser castigados incluso con la sanción de inhabilitación para volver a ejercer cargos públicos. Llamamos la atención sobre la asimilación que el art.36 de la Constitución Nacional hace con relación a los que atentan contra el sistema democrático cuando los hechos conlleven enriquecimiento ilícito.

4. Por ende, rechazamos las expresiones de quienes piden beneficios excepcionales para quienes están siendo juzgados por esos delitos, o quienes han resultado condenados, no pudiendo éstos obtener los beneficios ni de la prescripción, ni el indulto o la amnistía.
5. Solicitamos a los miembros de la Corte Suprema de Justicia, como al resto de la magistratura, tanto nacional como de las provincias, rechazar cualquier forma de presión, resistiendo ataques y descalificaciones que son funcionales para la estrategia de impunidad de los mismos que antes sostuvieron estrategias para el enriquecimiento.

6. Defender las instituciones, la independencia de los poderes y la ética como parte fundamental de la política, es nuestro compromiso, para que todas las personas tengan igualdad ante la ley y las mismas condiciones y posibilidades de progreso y bienestar.

Buenos Aires, febrero de 2021

Presidenta, Margarita Stolbizer
Secretario General, Sergio Abrevaya


Declaración del Partido GEN por el conflicto policial

MESA NACIONAL PARTIDO GEN
Buenos Aires, septiembre 9 de 2020

Frente a los hechos que conmocionan a la Provincia de Buenos Aires y a la Nación Argentina, declaramos:
Rechazamos cualquier expresión de reclamo violento o intolerante. Urge encontrar una vía de diálogo entre los reclamantes y los representantes de los gobiernos, para resolver el caos y restituir la calma.

Es necesario contextualizar un conflicto que hoy nos exige respuestas mucho más integrales y consensuadas de las que se están brindando; y la presencia de un estado con capacidad de abordar y resolver los problemas de la población. Ese debate no se puede cerrar ni con declaraciones de repudio por las manifestaciones violentas, ni con la mera y discrecional transferencia de recursos de una jurisdicción a otra.

La perspectiva de los derechos humanos impone la prioridad de la agenda a discutir: atender la situación desesperante de los miles de trabajadores estatales que pelean por la supervivencia familiar, acomodando sus ingresos para hacerlos compatibles con la dignidad humana y las responsabilidades que se les encomiendan. Es necesario asimismo contemplar su incorporación en un sistema de agremiación que les permita participar de una negociación colectiva para regular las condiciones de la prestación del empleo, sin que ello, en ningún caso, pueda afectar el servicio indispensable a su cargo en el ejercicio de medidas de fuerza.

Discutir un plan integral de seguridad para la Nación y para la Provincia de Buenos Aires, es una deuda de muchos años que tampoco se resuelve con mega-anuncios de inversiones que sonaron como una cachetada en la cara de quienes vienen sosteniendo, con legitimidad, un reclamo urgente. La cuestión policial debe abordarse junto con los cambios necesarios en la justicia y en el sistema penitenciario. Pero no habrá una solución definitiva frente al incremento del delito y la violencia, si no se reduce la acción del narcotráfico y se incorpora la promoción social, la educación, la cultura, el deporte. En definitiva, no habrá seguridad si no se trabaja desde el estado para resolver el grave problema de la desigualdad.

La liberación de detenidos con motivo de la pandemia, la percepción de una impunidad consagrada para los delitos del poder político y económico y la confrontación permanente que entretiene más de lo debido, demostrando el desinterés frente al que sufre, han sido también elementos que actuaron como caldo de cultivo en la escalada del conflicto.

No se puede resolver un problema complejo y profundo, solo con anuncios de transferencias dinerarias, sin plan, sin diálogo. Eso nos aleja del estado de paz y democracia que elegimos para vivir. Argentina transita muchas veces al borde de la ilegalidad. La decisión de bajar recursos coparticipables de una jurisdicción a otra aparece en ese límite peligroso. La toma del punto de coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires para atender el conflicto, además de ilegal y mezquino, pone de manifiesto la incapacidad para atender problemáticas que requieren respuestas mucho más complejas y acuerdos políticos sostenibles. La declamación de un país federal se choca con la discrecionalidad que se impone en la decisión sobre la distribución y sigue postergando el debate imprescindible sobre el sistema impositivo para que también exista una mayor justicia en la recaudación de la masa que luego se reparte.

El gobierno provincial, escondido en medio de una crisis de la que es responsable en su génesis y en su salida, se ampara en la tutela de un gobierno nacional al que, con su ineptitud, expone y debilita. Un gobernador que no se hace cargo del problema más propio que tiene el territorio provincial, sostiene a un ministro, sin capacidad y sin gestión. La principal demanda de los bonaerenses es su derecho a una seguridad integral y para eso se requiere una conducción política que hoy está lejos de ser eficaz. Y requiere de una fuerza policial capaz, formada en valores democráticos, equipada, bien paga y también controlada en la ejecución de sus tareas. Estamos lejos de tenerla. No hay política de seguridad con un estado débil, instituciones precarias y sin poner el foco en la prevención para evitar el delito, así como el tratamiento adecuado para las víctimas.

Nada puede justificar la prepotencia, la violencia en el reclamo, el abandono de las tareas propias de seguridad que deben prestar los miembros de la policía. La defensa de las instituciones democráticas y la convivencia pacífica, ante todo. La respuesta, en todos los casos, debe ser el diálogo, la ley y la tutela irrestricta de los derechos humanos y las libertades públicas.

Margarita Stolbizer – Presidenta
Sergio Abrevaya – Secretario General


COMUNICADO DE LA MESA NACIONAL DEL PARTIDO GEN

Buenos Aires, Septiembre 2 de 2020.

La confirmación de la muerte de Facundo Astudillo Castro, -luego de haber estado desaparecido durante más de cuatro meses-, constituye un hecho de enorme gravedad dentro de nuestro sistema democrático, y requiere una investigación profunda para su total esclarecimiento y la determinación de las responsabilidades personales o institucionales que correspondan.

Las fundadas sospechas que recaen sobre miembros de la fuerza de seguridad provincial podrían constituir un agravante insalvable para el gobierno provincial que deberá tomar las medidas firmes e inmediatas, sin perjuicio de la irreversibilidad de los hechos.

El Partido GEN manifiesta su solidaridad y acompañamiento a Cristina Castro y demás allegados de Facundo y ratificamos el compromiso con la defensa irrestricta de los derechos humanos y la garantía consecuente que, en todos los casos, debe brindar el estado.
El gobierno de la Provincia de Buenos Aires está obligado a relevar de sus cargos a todas las personas que resulten responsables o sospechosos del crimen, como asimismo de todos los funcionarios que, por su actitud negligente o cómplice, impidieron una resolución temprana de tan grave situación.

El conjunto de la ciudadanía debe permanecer en estado de alerta para que ningún acto como el que hoy nos enluta, pueda poner en riesgo la marcha institucional de nuestra democracia y la vigencia plena de los derechos y las libertades públicas.

Margarita Stolbizer – Presidenta
Sergio Abrevaya – Secretario General


La reforma de la justicia solo mejora la situación de los poderosos y su intención de permanecer impunes

COMUNICADO DEL PARTIDO GEN

En medio de la crisis económico social que ha generado la pandemia y la cuarentena, cualquier reforma judicial debería apuntar a mejorar el acceso a derechos y a preservar las instituciones de la democracia. La propuesta presentada es pobre en ese sentido. No atiende los problemas de la ciudadanía y sólo se ocupa de las preocupaciones de los poderosos en el fuero penal federal.

La reforma impulsada por el Presidente no atiende los aspectos que sí deberían mejorarse en el sistema de justicia. Al contrario, solo aplica a los aspectos penales federales y, por lo tanto, la situación de los poderosos y su intención de permanecer impunes.

Constituir una comisión para el fortalecimiento del poder judicial sin que los miembros de este poder puedan participar, no parece un objetivo transparente. El Presidente cree que haber sido votado puede ser usado como un cheque en blanco para hacer lo que quiera. No es así. La intromisión en el funcionamiento de la justicia parece seguir siendo la regla.

Al Poder Judicial hay que sacarle privilegios y agregarle responsabilidades y controles. Pero eso debe ser parte de una reforma que responda a un diálogo consensuado para que no se aparte de los objetivos proclamados.

Margarita Stolbizer – Presidenta
Sergio Abrevaya – Secretario General


DECLARACION POLITICA PARTIDO GEN

Saludamos la libertad del ex Presidente Lula, que soportó las vejaciones de un proceso judicial poco transparente para apartarlo de la competencia electoral y que terminara consagrando un flagrante retroceso para el pueblo hermano y para toda la región. Sin embargo, destacamos que, sin haber hecho jamás uso de fuero o privilegio alguno, aceptó ser sometido a las reglas de juego de la democracia brasileña y su sistema de justicia, que fue la misma que lo acusó y decidió su liberación.

1. América Latina es la región más desigual del planeta. Modificar esta situación es un imperativo ético.

2. La integración regional es una condición para el desarrollo. Argentina y Brasil son piedras fundamentales mediante una integración estratégica para promover un modelo crecimiento y desarrollo con igualdad.

3. El eje central de esa integración debe ser combate a la pobreza, que solo podrá
alcanzarse con instituciones sólidas y liderazgos confiables.

4. Una justicia independiente de todos los poderes es y será también una condición para alcanzar aquellos desafíos.

5. Saludamos la libertad del ex Presidente Lula, que soportó las vejaciones de un proceso judicial poco transparente para apartarlo de la competencia electoral y que terminara consagrando un flagrante retroceso para el pueblo hermano y para toda la región. Sin embargo, destacamos que, sin haber hecho jamás uso de fuero o privilegio alguno, aceptó ser sometido a las reglas de juego de la democracia brasileña y su sistema de justicia, que fue la misma que lo acusó y decidió su liberación.

6. Los líderes los deben asumir con dignidad y coherencia la ejemplaridad a través de su conducta y el desapego de ambiciones personales. Todos deben rendir cuentas por sus acciones y patrimonios y los gobiernos no deben interferir en el funcionamiento de la justicia.

7. La Democracia sobrepone el interés social y el bienestar del pueblo y la República dispone la institucionalidad y la austeridad como herramientas para conseguirlo.

Presidenta, Margarita Stolbizer
Secretario General, Sergio Abrevaya


CELEBRAMOS LA DEMOCRACIA

Buenos Aires, Octubre 28 de 2019.

DECLARACIÓN POST ELECTORAL DEL PARTIDO GEN

Transcurrida la campaña y la elección de ayer, con resultados definitivos, corresponde ante todo felicitar a quienes participaron, a quienes acompañaron, y de manera particular, a quienes resultaron ganadores y por el voto popular tendrán la responsabilidad de conducir el destino de la Argentina durante el próximo período constitucional.

De manera particular al Presidente electo Alberto Fernández, como al electo Gobernador de la Provincia de Buenos Aires Axel Kicillof y al Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta, nuestro reconocimiento frente al triunfo y nuestros deseos para una buena gestión que permita alcanzar el objetivo principal del bien común.

La reunión matutina entre el Presidente Mauricio Macri y Alberto Fernández es la muestra de una dirigencia política que asume, con madurez, los desafíos de este tiempo. Tiene un gran valor institucional. La perspectiva ética de la política nos impone pasar de la confrontación hacia la cooperación, entendiendo que la Argentina necesita gestos y caminos de unidad, y la puesta en marcha de ámbitos institucionales y permanentes para la elaboración de acuerdos y políticas de Estado.

La gobernabilidad es hacer las cosas bien. Los buenos gobiernos se fortalecen en el diálogo y se valoran en el establecimiento de una agenda que priorice la atención de los sectores más necesitados con una mirada certera sobre un futuro que achique las brechas sociales y vuelva a una senda de crecimiento y desarrollo.

Celebramos una democracia que se sostiene en el pluralismo y la alternancia. Nos queda pendiente encontrar un mayor equilibrio que vuelva a dar representación a todas las fuerzas e ideas políticas, porque la diversidad enriquece la convivencia y mejora la competencia. En nuestra condición de Partido Nacional, el GEN apoya todos los intentos institucionales para retomar el camino del diálogo y el consenso para que la política sea, efectivamente, la herramienta para la defensa de los intereses sociales y los derechos humanos.

Presidenta, Margarita Stolbizer
Secretario General, Sergio Abrevaya