Declaración del Partido GEN por el conflicto policial

MESA NACIONAL PARTIDO GEN
Buenos Aires, septiembre 9 de 2020

Frente a los hechos que conmocionan a la Provincia de Buenos Aires y a la Nación Argentina, declaramos:
Rechazamos cualquier expresión de reclamo violento o intolerante. Urge encontrar una vía de diálogo entre los reclamantes y los representantes de los gobiernos, para resolver el caos y restituir la calma.

Es necesario contextualizar un conflicto que hoy nos exige respuestas mucho más integrales y consensuadas de las que se están brindando; y la presencia de un estado con capacidad de abordar y resolver los problemas de la población. Ese debate no se puede cerrar ni con declaraciones de repudio por las manifestaciones violentas, ni con la mera y discrecional transferencia de recursos de una jurisdicción a otra.

La perspectiva de los derechos humanos impone la prioridad de la agenda a discutir: atender la situación desesperante de los miles de trabajadores estatales que pelean por la supervivencia familiar, acomodando sus ingresos para hacerlos compatibles con la dignidad humana y las responsabilidades que se les encomiendan. Es necesario asimismo contemplar su incorporación en un sistema de agremiación que les permita participar de una negociación colectiva para regular las condiciones de la prestación del empleo, sin que ello, en ningún caso, pueda afectar el servicio indispensable a su cargo en el ejercicio de medidas de fuerza.

Discutir un plan integral de seguridad para la Nación y para la Provincia de Buenos Aires, es una deuda de muchos años que tampoco se resuelve con mega-anuncios de inversiones que sonaron como una cachetada en la cara de quienes vienen sosteniendo, con legitimidad, un reclamo urgente. La cuestión policial debe abordarse junto con los cambios necesarios en la justicia y en el sistema penitenciario. Pero no habrá una solución definitiva frente al incremento del delito y la violencia, si no se reduce la acción del narcotráfico y se incorpora la promoción social, la educación, la cultura, el deporte. En definitiva, no habrá seguridad si no se trabaja desde el estado para resolver el grave problema de la desigualdad.

La liberación de detenidos con motivo de la pandemia, la percepción de una impunidad consagrada para los delitos del poder político y económico y la confrontación permanente que entretiene más de lo debido, demostrando el desinterés frente al que sufre, han sido también elementos que actuaron como caldo de cultivo en la escalada del conflicto.

No se puede resolver un problema complejo y profundo, solo con anuncios de transferencias dinerarias, sin plan, sin diálogo. Eso nos aleja del estado de paz y democracia que elegimos para vivir. Argentina transita muchas veces al borde de la ilegalidad. La decisión de bajar recursos coparticipables de una jurisdicción a otra aparece en ese límite peligroso. La toma del punto de coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires para atender el conflicto, además de ilegal y mezquino, pone de manifiesto la incapacidad para atender problemáticas que requieren respuestas mucho más complejas y acuerdos políticos sostenibles. La declamación de un país federal se choca con la discrecionalidad que se impone en la decisión sobre la distribución y sigue postergando el debate imprescindible sobre el sistema impositivo para que también exista una mayor justicia en la recaudación de la masa que luego se reparte.

El gobierno provincial, escondido en medio de una crisis de la que es responsable en su génesis y en su salida, se ampara en la tutela de un gobierno nacional al que, con su ineptitud, expone y debilita. Un gobernador que no se hace cargo del problema más propio que tiene el territorio provincial, sostiene a un ministro, sin capacidad y sin gestión. La principal demanda de los bonaerenses es su derecho a una seguridad integral y para eso se requiere una conducción política que hoy está lejos de ser eficaz. Y requiere de una fuerza policial capaz, formada en valores democráticos, equipada, bien paga y también controlada en la ejecución de sus tareas. Estamos lejos de tenerla. No hay política de seguridad con un estado débil, instituciones precarias y sin poner el foco en la prevención para evitar el delito, así como el tratamiento adecuado para las víctimas.

Nada puede justificar la prepotencia, la violencia en el reclamo, el abandono de las tareas propias de seguridad que deben prestar los miembros de la policía. La defensa de las instituciones democráticas y la convivencia pacífica, ante todo. La respuesta, en todos los casos, debe ser el diálogo, la ley y la tutela irrestricta de los derechos humanos y las libertades públicas.

Margarita Stolbizer – Presidenta
Sergio Abrevaya – Secretario General


COMUNICADO DE LA MESA NACIONAL DEL PARTIDO GEN

Buenos Aires, Septiembre 2 de 2020.

La confirmación de la muerte de Facundo Astudillo Castro, -luego de haber estado desaparecido durante más de cuatro meses-, constituye un hecho de enorme gravedad dentro de nuestro sistema democrático, y requiere una investigación profunda para su total esclarecimiento y la determinación de las responsabilidades personales o institucionales que correspondan.

Las fundadas sospechas que recaen sobre miembros de la fuerza de seguridad provincial podrían constituir un agravante insalvable para el gobierno provincial que deberá tomar las medidas firmes e inmediatas, sin perjuicio de la irreversibilidad de los hechos.

El Partido GEN manifiesta su solidaridad y acompañamiento a Cristina Castro y demás allegados de Facundo y ratificamos el compromiso con la defensa irrestricta de los derechos humanos y la garantía consecuente que, en todos los casos, debe brindar el estado.
El gobierno de la Provincia de Buenos Aires está obligado a relevar de sus cargos a todas las personas que resulten responsables o sospechosos del crimen, como asimismo de todos los funcionarios que, por su actitud negligente o cómplice, impidieron una resolución temprana de tan grave situación.

El conjunto de la ciudadanía debe permanecer en estado de alerta para que ningún acto como el que hoy nos enluta, pueda poner en riesgo la marcha institucional de nuestra democracia y la vigencia plena de los derechos y las libertades públicas.

Margarita Stolbizer – Presidenta
Sergio Abrevaya – Secretario General


La reforma de la justicia solo mejora la situación de los poderosos y su intención de permanecer impunes

COMUNICADO DEL PARTIDO GEN

En medio de la crisis económico social que ha generado la pandemia y la cuarentena, cualquier reforma judicial debería apuntar a mejorar el acceso a derechos y a preservar las instituciones de la democracia. La propuesta presentada es pobre en ese sentido. No atiende los problemas de la ciudadanía y sólo se ocupa de las preocupaciones de los poderosos en el fuero penal federal.

La reforma impulsada por el Presidente no atiende los aspectos que sí deberían mejorarse en el sistema de justicia. Al contrario, solo aplica a los aspectos penales federales y, por lo tanto, la situación de los poderosos y su intención de permanecer impunes.

Constituir una comisión para el fortalecimiento del poder judicial sin que los miembros de este poder puedan participar, no parece un objetivo transparente. El Presidente cree que haber sido votado puede ser usado como un cheque en blanco para hacer lo que quiera. No es así. La intromisión en el funcionamiento de la justicia parece seguir siendo la regla.

Al Poder Judicial hay que sacarle privilegios y agregarle responsabilidades y controles. Pero eso debe ser parte de una reforma que responda a un diálogo consensuado para que no se aparte de los objetivos proclamados.

Margarita Stolbizer – Presidenta
Sergio Abrevaya – Secretario General


DECLARACION POLITICA PARTIDO GEN

Saludamos la libertad del ex Presidente Lula, que soportó las vejaciones de un proceso judicial poco transparente para apartarlo de la competencia electoral y que terminara consagrando un flagrante retroceso para el pueblo hermano y para toda la región. Sin embargo, destacamos que, sin haber hecho jamás uso de fuero o privilegio alguno, aceptó ser sometido a las reglas de juego de la democracia brasileña y su sistema de justicia, que fue la misma que lo acusó y decidió su liberación.

1. América Latina es la región más desigual del planeta. Modificar esta situación es un imperativo ético.

2. La integración regional es una condición para el desarrollo. Argentina y Brasil son piedras fundamentales mediante una integración estratégica para promover un modelo crecimiento y desarrollo con igualdad.

3. El eje central de esa integración debe ser combate a la pobreza, que solo podrá
alcanzarse con instituciones sólidas y liderazgos confiables.

4. Una justicia independiente de todos los poderes es y será también una condición para alcanzar aquellos desafíos.

5. Saludamos la libertad del ex Presidente Lula, que soportó las vejaciones de un proceso judicial poco transparente para apartarlo de la competencia electoral y que terminara consagrando un flagrante retroceso para el pueblo hermano y para toda la región. Sin embargo, destacamos que, sin haber hecho jamás uso de fuero o privilegio alguno, aceptó ser sometido a las reglas de juego de la democracia brasileña y su sistema de justicia, que fue la misma que lo acusó y decidió su liberación.

6. Los líderes los deben asumir con dignidad y coherencia la ejemplaridad a través de su conducta y el desapego de ambiciones personales. Todos deben rendir cuentas por sus acciones y patrimonios y los gobiernos no deben interferir en el funcionamiento de la justicia.

7. La Democracia sobrepone el interés social y el bienestar del pueblo y la República dispone la institucionalidad y la austeridad como herramientas para conseguirlo.

Presidenta, Margarita Stolbizer
Secretario General, Sergio Abrevaya


CELEBRAMOS LA DEMOCRACIA

Buenos Aires, Octubre 28 de 2019.

DECLARACIÓN POST ELECTORAL DEL PARTIDO GEN

Transcurrida la campaña y la elección de ayer, con resultados definitivos, corresponde ante todo felicitar a quienes participaron, a quienes acompañaron, y de manera particular, a quienes resultaron ganadores y por el voto popular tendrán la responsabilidad de conducir el destino de la Argentina durante el próximo período constitucional.

De manera particular al Presidente electo Alberto Fernández, como al electo Gobernador de la Provincia de Buenos Aires Axel Kicillof y al Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta, nuestro reconocimiento frente al triunfo y nuestros deseos para una buena gestión que permita alcanzar el objetivo principal del bien común.

La reunión matutina entre el Presidente Mauricio Macri y Alberto Fernández es la muestra de una dirigencia política que asume, con madurez, los desafíos de este tiempo. Tiene un gran valor institucional. La perspectiva ética de la política nos impone pasar de la confrontación hacia la cooperación, entendiendo que la Argentina necesita gestos y caminos de unidad, y la puesta en marcha de ámbitos institucionales y permanentes para la elaboración de acuerdos y políticas de Estado.

La gobernabilidad es hacer las cosas bien. Los buenos gobiernos se fortalecen en el diálogo y se valoran en el establecimiento de una agenda que priorice la atención de los sectores más necesitados con una mirada certera sobre un futuro que achique las brechas sociales y vuelva a una senda de crecimiento y desarrollo.

Celebramos una democracia que se sostiene en el pluralismo y la alternancia. Nos queda pendiente encontrar un mayor equilibrio que vuelva a dar representación a todas las fuerzas e ideas políticas, porque la diversidad enriquece la convivencia y mejora la competencia. En nuestra condición de Partido Nacional, el GEN apoya todos los intentos institucionales para retomar el camino del diálogo y el consenso para que la política sea, efectivamente, la herramienta para la defensa de los intereses sociales y los derechos humanos.

Presidenta, Margarita Stolbizer
Secretario General, Sergio Abrevaya


El Partido GEN repudia las declaraciones de Jair Bolsonaro y se solidariza y apoya a Michelle Bachelet

Buenos Aires, 5 septiembre 2019

El Partido GEN (ARG) expresa su enérgico repudio a las declaraciones del Presidente de la República hermana del Brasil Jair Bolsonaro quien reivindicó recientemente a la Genocida Dictadura de Pinochet.

Al mismo tiempo expresamos nuestra solidaridad y apoyo a la (ex) Presidenta Michelle Bachelet y al Pueblo de Chile.

Nunca Más!

LA ÉTICA DEL COMPORTAMIENTO IMPLICA SALIR DE LA CONFRONTACIÓN HACIA UNA FILOSOFÍA DE LA COOPERACIÓN

Buenos Aires, 30 de agosto de 2019.
DECLARACIÓN POLÍTICA PARTIDO GEN.

EL DESAFÍO ES RECONSTRUIR CONFIANZA, GARANTIZAR ESTABILIDAD Y ATENDER PRIORITARIAMENTE LA SITUACIÓN DE LOS MÁS AFECTADOS.

1. Hay que dejar de echar culpas sin aportar soluciones:
Argentina vive con perplejidad una disputa inexplicable entre quienes enrostran culpas ajenas sin hacerse cargo de las propias. En medio, una nueva crisis afecta de manera brutal los ingresos y las necesidades de gran parte de la población.

No vamos a sumarnos a los que cargan responsabilidades en los demás. Pero sí queremos hacer un nuevo llamado a la racionalidad y al encuentro de aquellas personas y organizaciones que puedan ponerse a pensar y diseñar con seriedad cuál es el camino para alcanzar los obje􀆟vos de crecimiento y desarrollo con igualdad. Estamos convencidos que eso es tan necesario como posible.

2. Las elecciones no pueden afectar la economía:
Debemos naturalizar la competencia electoral, racionalizar los tiempos y gastos de campaña, transparentando el origen de los aportes, recuperar el debate de ideas, promover las coaliciones y acuerdos de cara a la sociedad y esperar que la alternancia siempre sirva para consolidar la democracia y el estado de derecho.

A futuro habrá que analizar cuál es el mejor sistema electoral y de votación para una competencia equitativa e incluso, la derogación de las PASO. Pero no se puede vivir sólo de objetivos electorales.

3. Reacomodar las prioridades:
En esta instancia crítica, la prioridad debe ser atender las urgencias de los sectores más desfavorecidos. Y en tal sentido acompañamos las propuestas relacionadas con la emergencia alimentaria. Así como también creemos en la necesidad de renegociar los compromisos con el FMI que no pueden tener prelación por sobre la enorme deuda interna con los argentinos.

No debería soslayarse la puesta en marcha de un Consejo Económico y Social para discutir las medidas necesarias para atender al crecimiento y la generación de empleo genuino, requiriendo de máximos esfuerzos al sector privado para acompañar los que ya se deberían implementar desde el Estado. Y también ese debería ser el ámbito para instalar una deliberación más profunda sobre el futuro de la Argentina y las necesidades de una reforma impositiva que permita reorientar las asignaciones y poner el acento en las inversiones que requieren la educación, la ciencia y la técnica orientados a la innovación y el desarrollo.

4. Salir de la pobreza es invertir en educación, salud y ciencia, sin perjuicio de la importancia que tiene la infraestructura y el aprovechamiento racional de los recursos naturales.

Argentina debe recuperar un proyecto productivo con trabajo digno, pero sobre todo tiene que proponerse ingresar con firmeza a los desafíos del conocimiento. La igualdad es, al mismo tiempo, la condición y el horizonte persistente para la libertad y nunca deben dejar de ser las utopías de una sociedad democrática.

5. Diálogo y pactos democráticos:
Es imprescindible que los candidatos a octubre mantengan un diálogo permanente, para que, frente a cualquier resultado, se puedan discutir políticas públicas de Estado, consensuadas entre las representaciones diversas. Pero es tan necesario como insuficiente si no se abren espacios de par􀆟cipación social a otras personas y organizaciones para ampliar la discusión de la emergencia de la actualidad hacia el futuro de país que queremos construir para las próximas generaciones.

Solamente ese nivel de intercambio de manera institucionalizada y permanente nos va a garantizar estabilidad y reconstrucción de la previsibilidad y la confianza.

La ética de comportamientos que necesita nuestra Nación también implica salir de la confrontación hacia una filosofía de la cooperación en su sentido más amplio, tanto
en lo político como en lo económico y social.

El Partido GEN, en representación de todos sus cuadros políticos que, a lo largo de todo el país ejercen una militancia activa y comprometida para defender los derechos
humanos y transformar la realidad, cree que hay que salir del reproche, la pelea y los miedos para encaminar un tiempo de concertación que asegure condiciones indispensables para el desarrollo sustentable con equidad. Hacemos un llamado a un acuerdo nacional para brindar respuestas frente a la urgencia y de largo alcance, con fuerzas políticas y sociales que se hagan cargo con responsabilidad de este tiempo histórico.

Presidenta, Margarita Stolbizer
Secretario General, Sergio Abrevaya


Comunicado GEN sobre Servicio Cívico Voluntario

NO SE PUEDE DELEGAR LA ENSEÑANZA DE VALORES DEMOCRÁTICOS Y REPUBLICANOS EN UNA FUERZA DE SEGURIDAD.

Solicitamos dejar sin efecto la Resolución 598/2019 del Ministerio de Seguridad, presentada por el Presidente de la Nación, y se activen con urgencia los mecanismos y políticas de Estado que deben destinarse a la atención de la vulnerabilidad social de jóvenes a quienes se deberá incorporar en programas especiales de los Ministerios de Educación, Desarrollo Social y Producción/Trabajo.

La solución frente al grave problema de niños, niñas y jóvenes en condición de pobreza no es meterlos en los cuarteles a cumplir con una «colimba encubierta», sino asegurarles a ellos y a sus familias los derechos básicos para una vida digna. Necesitan escuelas, talleres y universidades donde canalizar sus capacidades y aptitudes para ser copartícipes de un proyecto de desarrollo colectivo basado en valores.

No es posible admitir la instalación de un Servicio Cívico de Reclutamiento de jóvenes a cargo de una fuerza de seguridad que tampoco puede distraerse de las tareas importantes y propias que la ley le asigna.

Consideramos la Resolución del Ministerio de Seguridad de la Nación como una intromisión improcedente en áreas de atención que corresponden a otros sectores de gestión, y que no puede el Estado eludir sus responsabilidades frente a la crisis socioeconómica que expulsa a los jóvenes de los ámbitos naturales de la educación y el empleo, o que no les abre las oportunidades y condiciones para su inclusión y promoción.

Rechazamos, además, los intentos de imponer de esta manera un electoralismo barato, impropio de democracias serias que deben destinar recursos a garantizar los derechos de todas las personas, evitando cualquier intento de utilización de las condiciones de pobreza o marginalidad que deben resolverse a través de los organismos y las políticas públicas eficaces y coherentes con la finalidad que se debería perseguir.

Manifestamos nuestra firme oposición a la puesta en marcha de la creación del Servicio Cívico Voluntario en valores por parte del Ministerio de Seguridad como pretendido ámbito de cohesión e integración social dirigido a jóvenes de 16 a 20 años para ser implementado por la Gendarmería Nacional.

Reclamamos con urgencia que se deje sin efecto este nuevo disparate y se de intervención a los Ministerios de Educación, Desarrollo Social, y Producción/Trabajo para implementar de inmediato un programa de atención de la problemática de la vulnerabilidad social de los jóvenes.

Presidenta, Margarita Stolbizer
Secretario General, Sergio Abrevaya


DECLARACION DE LA MESA NACIONAL

Ante la difusión de un listado de puntos que podría ser la propuesta del Gobierno Nacional para la formalización de acuerdos políticos, el Partido GEN, declara:

1. Los llamados al diálogo para debatir y establecer políticas de Estado son siempre bienvenidos y necesarios. Pero para ello, se deben impulsar ámbitos institucionales y permanentes como un Consejo Económico y Social, con amplitud, diversidad y convicción.

2. El Gobierno insiste con propuestas de claro contenido electoralista para disimular su propia debilidad y desorientación para enfrentar la crisis de la que son directos responsables. No parece una agenda para la Argentina sino para acatar necesidades del FMI que no se compadecen con la defensa del bien común y el interés general.

3. Consideramos que hacer una convocatoria parcial, coyuntural y por urgencias propias pierde credibilidad para sustentar un debate serio y profundo sobre el futuro de la Argentina. El punteo propuesto para la conversación parece ser una nueva estrategia de polarización con el intento de especular con los que queden afuera, volviendo a agitar el fantasma del pasado.

4. La agenda propuesta por el Gobierno es mala, limitada y demuestra que uno de sus grandes problemas ha sido y sigue siendo la fijación de prioridades. Es inconcebible un listado que parece tener como único objetivo adquirir una fortaleza sólo pensada en el mismo Gobierno y que plantea temas tan importantes como menos urgentes. Frente a la grave situación de la pobreza, de la infancia y del trabajo, no parece razonable priorizar un acuerdo sobre equilibrio fiscal, exportaciones, independencia del Banco Central, flexibilización laboral, sistema estadístico y pago de la deuda externa, sin perjuicio de la importancia de incluir el sistema previsional y las economías provinciales.

5. Argentina necesita recuperar un sendero de crecimiento que se asiente en la priorización de la atención de los sectores menos favorecidos, la distribución de las riquezas y la promoción del trabajo y de la industria. La Educación, la Innovación, la Ciencia y la Técnica, son ejes centrales para el futuro de cualquier sociedad competitiva en el sistema internacional. Pero nada de eso será suficiente si no tratamos con urgencia las cuestiones vinculadas con el Estado de Derecho, la justicia y la transparencia.

6. La base de cualquier acuerdo razonable y de futuro debe estar fijada en una visión que vuelva a colocar a las personas y sus derechos como eje y centro de la gestión pública. Debiéndose reconocer que nuestras conflictividades no se resuelven por el solo camino de la política económica y monetaria. Bajar la inflación y salir de la informalidad deben ser prioridad para un proyecto de desarrollo sustentable, pero lo central es la previsibilidad y la confianza social en las
instituciones.

7. La mayoría de los argentinos demanda acuerdos para enfrentar la crisis, pero también espera que podamos instalar un camino de certezas, honrar el sentido de la representación política y ofrecer una mejor alternativa que nos saque de malos gobiernos presentes y pasados para pensar en un futuro mejor.

Presidenta, Margarita Stolbizer
Secretario General, Sergio Abrevaya


DECLARACION DE LA MESA NACIONAL DEL PARTIDO GEN

Buenos Aires, Abril 11 de 2019.

Los anuncios del gobierno no son medidas económicas para resolver la inflación, sino meros manotazos de tinte electoral para intentar salir de su débil situación política.

Este gobierno es responsable de la crisis social y económica que viven los Argentinos. Porque subestimó los problemas. Por la mediocridad de su equipo económico. Porque agregó un endeudamiento enorme que agudiza la situación presente y futura. Y porque sostienen aumentos tarifarios impagables con brutalidad inhumana.

No arreglaron la herencia recibida y tampoco podrán explicar su propia herencia que castiga aun más a los sectores medios y a los más desfavorecidos.

El anunciado congelamiento de precios es otra medida electoralista del gobierno de Macri. Nos preocupa la incapacidad para resolver el grave problema de la inflación. La propuesta sigue evidenciando la falta de un plan económico y de medidas concretas para bajar la inflación.

Si hubiera voluntad real de solucionar los problemas se convocaría a un diálogo amplio. Convocar solo a los gobernadores de cambiemos muestra que solo se trata de compartir con ellos estrategias electorales para salir de la situación de extrema debilidad política en la que se encuentran.

Reconocemos la pobreza, la falta de crecimiento, la caída del empleo y de la actividad económica, la inflación, los aumentos tarifarios y la falta de rumbo, como los principales conflictos a resolver. Solo se puede lograr con una voluntad para construir consensos que este gobierno ya demostró que no tiene.

Por eso es imprescindible construir una fuerza política con la capacidad y la decisión para formular una gran convocatoria que aborde con seriedad los problemas actuales y debata un proyecto de futuro para La Argentina. Para recuperar la política, la confianza y la esperanza.