Declaración del Congreso Nacional del Partido GEN

ARGENTINA NO NECESITA MÁS GENERADORES O ADMINISTRADORES DE LA CRISIS, SINO LA SERIEDAD Y LA ESPERANZA QUE NOS PERMITAN VISUALIZAR UN FUTURO DIFERENTE CON DIGNIDAD

Buenos Aires, junio de 2019.

La sucesión de los últimos gobiernos de la Argentina ha demostrado la incapacidad para sostener un camino de crecimiento y desarrollo, con instituciones fuertes y confiables y la protección integral de los derechos fundamentales a todas las personas. El desprecio por el Estado o la utilización de éste como un botín para los negocios particulares han implicado el vaciamiento de sus capacidades y la consecuente aplicación de políticas públicas, provocando el agravamiento de las condiciones sociales que hoy pone en evidencia la insensibilidad frente a los impactos de la crisis sobre las familias y sus condiciones de vida.

Un endeudamiento intolerable, la inflación anual al 55%, tasas financieras altísimas y falta de políticas activas para favorecer la producción y el trabajo, 33% de pobreza y la mitad de los niños y niñas en una situación de exclusión que afecta su presente y su futuro, más la insuficiente inversión en educación, cultura, ciencia y tecnología. Esas son las fotografías que nos dejan los malos gobiernos de Cristina Fernández y Mauricio Macri. Los mismos que se promueven para seguir siendo la máxima autoridad política de la Nación.

El cuadro político, económico y social que describimos es producto de una pelea a la que los ciudadanos, convertidos en rehenes de una disputa estéril, ajena al interés y bien común. Es urgente y necesario ofrecer una alternativa política y electoral para salir de la grieta, de las confrontaciones estériles que nos siguen condenando al atraso.

Debemos ofrecer un sendero para superar la crisis y construir un futuro mejor. Estamos en contra de la especulación, de la corrupción y de la soberbia. Y creemos que los pilares para alcanzar el sueño de una Argentina con igualdad y justicia siguen siendo la educación de calidad y el trabajo digno, promoviendo un circuito virtuoso entre el sector público y el sector privado, las organizaciones sociales y la academia.

Promovemos el diálogo y la diversidad para fortalecer el sistema democrático, la creación de un ámbito permanente para la fijación de políticas públicas consensuadas y un programa de gobierno que defina con claridad las prioridades, con énfasis en la situación de la infancia, la disminución de la violencia y la creación de empleo.

El Partido GEN ratifica su vocación frentista y su identidad progresista, su compromiso ético y democrático, y la voluntad militante para trabajar por la unidad nacional y el bienestar general.

Por tanto, el Congreso Nacional resuelve facultar con amplitud a la Mesa Ejecutiva para constituir una coalición electoral para las elecciones del corriente año fuera de la grieta política forjada por los últimos gobiernos, que implique la aprobación de un programa de gobierno sobre la base de los puntos preestablecidos, con fuerzas políticas afines, y designe y apoya las candidaturas que de mejor manera respondan al ideario partidario que ha sostenido nuestra conformación como partido nacional. Así como también a continuar las negociaciones entabladas hasta ahora en ese sentido.

Declaración del Partido GEN

Jueves 30 de Agosto de 2018.
Resulta imprescindible que el gobierno se ocupe de hablarle hoy, a los sectores mas vulnerables, aquellos que no compran dólares, ni especulan; pero que necesitan pagar sus cuentas; en tanto buscar nuevos caminos que den soluciones a la economía real y los precios.

Los dólares que recibe del FMI, sumado a los del Banco Central deben ser utilizados para financiar en las paritarias la suba de salarios, la baja de tarifas de servicios, la baja de tarifas de transporte y fundamentalmente establecer un control sobre los precios de la canasta básica. De manera urgente el oficialismo tiene que ingresar pesos al sistema económico, desde lo que recauda para contener, todas las aristas que golpean a las familias y pymes.

Llamamos a la apertura para que sean escuchados los sectores de la oposición, que con una fuerte convicción planteamos medidas y acciones que constituyen la Argentina productiva y del trabajo.

Consideramos además, que hace falta trabajar fuertemente en una nueva legislación que ataque al actual sistema financiero, que lo único que hace es motivar la fuga de dinero y en última instancia Argentina debería exigir a los países destinatarios de esos dólares la información correspondiente, tanto en depósitos como en compra para efectuar un gravamen diferenciado.

Ley de Glaciares: Declaración del Partido GEN


La agenda ambiental es nuestra agenda. Y no aceptamos retrocesos. Los gobiernos cambian pero los privilegios subsisten.

La Ley de Glaciares fue una verdadera conquista social para la tutela y preservación de nuestros recursos naturales, que soportó presiones, obstáculos y el veto presidencial en el 2008, hasta obtener sanción definitiva 2 años después. No han cesado desde entonces los intentos de neutralizar, incumplir, tolerar y flexibilizar su aplicación.

Aquella frase emblemática de “EL AGUA VALE MÁS QUE EL ORO”, que expresa la lucha a pulmón de asambleas vecinales y movimientos ciudadanos en defensa de los derechos colectivos, sintetiza el más férreo rechazo social a un modelo productivo extractivista y depredatorio de nuestros recursos naturales que despoja a comunidades enteras de sus derechos presentes y futuros, y cuyos esfuerzos terminan yendo al bolsillo de unos pocos.

Los derrames de cianuro y otras sustancias tóxicas en Veladero, como los verdaderos cráteres sociales que la actividad genera, han demostrado que ya no se trata de accidentes, sino que son fruto de la causalidad, agudizan la crisis de un modelo altamente contaminante y desafían a los funcionarios en todos los niveles del Estado a un abordaje serio y responsable de la cuestión.

La quita a las retenciones mineras dispuesta a tan sólo 2 meses de asumir el nuevo gobierno a fines del 2015, fue una mala señal: un guiño a las multinacionales y un premio a quienes actúan en el marco de la ilegalidad y la absoluta impunidad por la generación de pasivos socio-ambientales irreparables. Y esas ventajas no se han traducido en inversiones y fuentes de empleo que las justificaron.

Ahora ha tomado estado público la intención del Gobierno de «revisar» la Ley de Glaciares y la Ley de Bosques, permitiendo la destrucción y la afectación de nuestros recursos, especialmente hídricos.

El Partido GEN rechaza cualquier intento de modificación o alteración de la legislación actual, por la vigencia del principio de no regresión ambiental, por implicar la pérdida de los actuales estándares de protección, y porque el Derecho al Agua, constituye un derecho humano inalienable y cualquier restricción de los derechos ambientales de futuras generaciones es violatorio del artículo 41 de la Constitución Nacional.

Rechazamos las expresiones del Ministro, no seremos tolerantes frente a ningún retroceso en la protección del ambiente en su conjunto y de nuestros recursos naturales en particular, porque ello importa quebrar un orden a favor de la defensa de nuestro ecosistema, obtenido por leyes nacidas de las reivindicaciones sociales y la voluntad popular (Ley Nacional de Bosques Nº 26331 y Ley Nacional de Preservación de Glaciares y del Ambiente Periglaciar Nº 26639).

Llamamos a ratificar el compromiso del estado y de la ciudadanía en la preservación de nuestros derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, protegiendo el ambiente y los recursos naturales en el cumplimiento de la Constitución y las leyes, para mejorar nuestro presente y la sustentabilidad del bienestar colectivo de las generaciones futuras.

Buenos Aires, Noviembre 17 de 2017.