Mujeres GENiales: Reportaje a Patricia Castro Rovira


Desde MUJERES DEL GEN iniciamos una serie de reportajes a diferentes dirigentes y militantes, para dar mayor visibilidad al trabajo que viene realizando cada una, conocer sobre sus historias de vida e ideas. Hoy, en nuestra novena entrega:

Patricia Castro Rovira

Para muchas resultó una “tapada”. Llegó discreta al taller de liderazgo que realizamos en marzo y se integró a participar como una más. Sin embargo a lo largo de la jornada, con su testimonio sobre la situación de la minería en San Juan, y regalando unas pasas de uva para que conociéramos gustos y aromas de su tierra, fue conquistando notable y más que gratamente nuestra atención.

Nació el 15 de mayo 1976. En la provincia de San Juan. Es la mayor de tres hermanos. Sus padres son Silvia Rovira, docente y Miguel Castro, bancario. Está en pareja con Marcelo Astudillo a quien describe como “un gran compañero muy comprensivo, me ayuda y me apoya para militar, vivimos junto con mi hija Sol de 14 años, una reina que desde que estaba en la panza asiste a reuniones”. Se formó en la educación pública.

El colegio secundario Mons. Nacional Pablo Cabrera fue todo un desafío. Era solo de varones hasta poco antes de que Patricia ingresara y se hiciera mixto. “En los últimos años, en el curso éramos 2 mujeres y 29 varones”.

En la universidad empezó varias carreas. Ingeniería donde conoció a su gran amigo y compañero de militancia Mauricio Carletto, y luego Biología en la facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la universidad de San Juan. Allí obtuvo el título de Técnica Universitaria en Biología. “Fueron momento muy lindos con una fuerte militancia en la Franja Morada de los 90”. Luego estudió docencia de nivel inicial. Ejerció algunos años aunque terminó trabajando en el área de salud

¿Cómo empezaste a militar en política?

En realidad siento que nací en ella, mi padre fue un hombre muy político sin militancia con principios muy marcados y simpatizante de PC., mi abuelo, con raíces radicales, fue el presidente del M.I.D y vice Gobernador Interino de San Juan, Diputado provincial y Diputado Nacional. Muchas veces candidato… desde que soy muy pequeña uno de los lugares favoritos de juegos era el comité. Mostré interés en la política desde chica y el estaba feliz con eso… Pero años más tarde y con 17 años en la universidad conocí a la Franja Morada y sus principios progresistas. Y me enamoré de eso y el desarrollismo quedo relegado. Fui consejera directiva por 4 periodos y consejera directiva, fueros años gloriosos… con la gestación de amigos entrañables.

Unos años más tarde con un grupo de ex militantes de la franja decidimos armar dentro del radicalismo la agrupación progresista “Antorcha Radical”. Trabajamos muchísimos y generamos una verdadera revolución en la UCR San Juan. Hacía casi una década que no había interna. Logramos ganar y fuimos la conducción del Comité Capital de UCR. En este grupo fui la representante de género y me sumé a la Agrupación de Mujeres en la lucha de Derechos Humanos con sede en Córdoba.

Cuando la UCR rompe con el Frente Unen nos cae la desilusión, pero fue en ese momento que fuimos convocados por el Frente Progresista en San Juan. Nos jugamos y participamos fieles a nuestros principios ideológicos. Los miembros de Antorcha Radical pudimos ser parte del Frente Progresista y cumplir con un sueño llevar candidato a Intendente, concejales y Diputados.

Pese a los resultados poco positivos, nosotros pasamos las PASO y seguimos en carrera instalando en San Juan Capital, Progresistas como una alternativa no Peronista en el escenario político local.

Pero tuvo sus consecuencias… gran parte del espacio fue expulsado de la UCR por inconducta partidaria, no fue mi caso pero yo me considero expulsada como ellos.

Durante la campaña fui multifacética, candidata pero también hacía actividades de logística y sin casi darme cuenta con ayuda de muchos amigos profesionales, me toco coordinar las redes sociales. También me ocupe de varias acciones cada vez que nos visitaba Margarita. En medio de la campaña, los sanjuaninos vivimos situaciones muy tristes. Fue el derrame de solución cianurada, de la Mina Veladero, sobre la cuenca hídrica. Margarita en el medio de su campaña nacional, generosamente volvió a San Juan siendo la única candidata a presidente apoyando a los damnificados directos del derrame.

¿Cómo llegaste al GEN?

En realidad fue un paso casi natural, los referentes del GEN Dr. Diego Seguí, Dr. Marcelo Arancibia, Colo Álvarez son amigos de muchos años, vecinos, con raíces radicales como muchos miembros del GEN. Pero solo en la campaña del 2015 que pude conocerlos en la cancha y ver como trabajaban con el compromiso y la pasión con las que ellos hacen política.

Diego y Marcelo son referentes políticos muy reconocidos en San Juan. Con una postura opositora al gobierno local y sobre todo al feudalismo que generó el Giojismo por una década en San Juan. Defensores de la ética, ambientalistas y luchando contra la corrupción en nuestra provincia.

¿Cómo es San Juan? ¿Cuáles son sus principales problemas?

Consecuencia de un feudalismo enquistado en el consenso de la sociedad, es una provincia muy conservadora con grandes esquemas de corrupción y una justicia poco independiente.

Con un circuito económico basado en los últimos años en la actividad minera descuidando los circuitos históricos como la vitivinicultura. San Juan está entre las 3 provincias más pobres de la Argentina.

Con mucha obra pública y grandes avances, pero con abandono total de la salud y la educación. Se crean edificios pero sin instituciones.

Las temáticas de género son muy difíciles de tratar aquí dado que muchos ítems son tapados por la misma mentalidad conservadora de los gobernantes. Durante mucho tiempo las políticas de salud reproductivas poco se empilaron en San Juan. Ni hablar el tema como aborto, fertilidad asistida, etc que si bien están los protocolos de intervención para atenuar la violencia poco se aplican…

Te integraste a Mujeres del GEN y participaste del Taller de liderazgo. ¿Cuál es tu opinión sobre ese encuentro?

El taller de liderazgo me pareció fantástico, fue una experiencia maravillosa, tuvo un dinamismo que nos permitió intercambiar experiencias aprender una de las otras.