Los jubilados no pueden seguir pagando las emergencias y las cuentas de los demás

20 de Mayo de 2020

COMUNICADO DEL PARTIDO GEN

La decisión por Decreto del Poder Ejecutivo de planchar el aumento de las jubilaciones en el 6,12%, pone al descubierto el rostro más inhumano del actual gobierno.

En los últimos 4 meses, la inflación en el precio de los alimentos ha sido superior al 15% y la de medicamentos del 17%. Aumentarán mucho más en junio y los jubilados deberán soportar la llegada del invierno y sus consecuencias en la salud en esas condiciones.

Todos los gobiernos prometen mejoras pero cargan sobre los jubilados el costo de las crisis, las emergencias, como también gastos y errores.

Las promesas de Alberto Fernández se esfumaron rápidamente y dejaron al descubierto que los cambios en la ley no iban a ser para mejor. Al contrario, el ajuste por decreto, además de quedar por debajo de la inflación y las necesidades de la canasta básica, hasta les hace perder lo poco que les había reconocido la ley del gobierno de Macri. Apenas casi la mitad de lo que les hubiere correspondido.

Eso hace que la decisión sea, además de injusta y arbitraria, claramente inconstitucional por implicar un retroceso en los derechos adquiridos, y por la obligatoria progresividad de los derechos humanos.

Pero también los jubilados quedarán atrapados en la deserción que estamos viendo en un poder judicial que no asume responsabilidades frente a la crisis, sigue «de feria» y los únicos que parecen tocar papeles son los que sirven a la impunidad del poder.

Argentina atraviesa la peor crisis económica, con una pobreza que ya afecta a más de la mitad de la población y siempre los mismos, pagan los platos rotos.

La política nacional no ha hecho gestos. Bajar los sueldos de los funcionarios podría verse como un gesto de demagogia, usan como pretexto. Y no se les cae la cara de vergüenza cuando les sacan a los jubilados lo que en realidad les corresponde.

Exigimos una inmediata rectificación de la medida y del rumbo, la convocatoria al Consejo Económico y Social y la conformación de un comité de crisis para abordar la problemática económica, social, productiva y del empleo.

La emergencia por la pandemia no puede tener hijos y entenados. El esfuerzo debe ser de todos, empezando por los grupos más favorecidos y garantizando los mínimos derechos de una vida con dignidad para los niños y los adultos mayores.

 

Margarita Stolbizer – Presidenta
Sergio Abrevaya – Secretario General

Referentes del Partido GEN se reunieron con Eugenio Semino

JUBILADOS.
Preocupados por el recorte en los haberes sufrido por los jubilados, Margarita Stolbizer, Sergio Abrevaya y otros referentes del Partido GEN se reunieron con Eugenio Semino, quien está al frente de la demanda colectiva para detener la aplicación del decreto 163/2020, para brindarle su apoyo. Con el aumento por decreto, los jubilados y pensionados que cobran el haber mínimo se verán beneficiados por un incremento cercano al 13%. Sin embargo, los que cobran haberes por encima de los $18.000 verán recortados sus ingresos.

Durante el encuentro, Semino explicó: «Cuando iban a anunciar la movilidad, a nadie parecía importarle. Durante el 2018 y 2019, según cifras oficiales el adulto mayor perdió un 19.5%, aunque nuestra medición indica un 24%. El año pasado, la canasta era de $37.800 cuando había mínimas de $10.000. Hoy las mínimas (entre 14 y 18 mil) son percibidas por cerca de 4 millones de jubilados sobre 6 millones». Además, el letrado agregó: «La quita en los haberes superiores a $ 18.000 redunda en falta de equidad y justicia. Ahora empezó a profundizarse la reforma que comenzó en diciembre de 2017 y que quedó solapada bajo la aplicación de la fórmula. Todo esto atenta contra lo establecido por la Convención Internacional de los Derechos del Adulto Mayor que prevé la no regresividad de los derechos del adulto mayor. Cuando se hizo el anuncio, había una enorme confusión. El daño que se hace al adulto mayor ante la incertidumbre es inmenso».

Por su parte, Margarita Stolbizer expresó: “Año tras año y gobierno tras gobierno, los que pierden siempre son los mismos. Los jubilados y la clase media siempre a la cabeza de los que pagan los ajustes. Acompañamos a Eugenio Semino en la demanda contra la inconstitucionalidad de la reforma que deja sin efecto la movilidad jubilatoria. Y que no quieran tapar esa realidad con la reforma de los regímenes especiales (que que no está mal) pero que en el marco de la anterior solo es jugadita para la tribuna”.

En el mismo sentido, Sergio Abrevaya manifestó: El costo de vida está cerca de $40.000; a esas personas les llegó el ajuste y eso es falta de equidad y justicia”.