Share Button

El conflicto por las expensas llegó a la Justicia


Sergio Abrevaya, CABA 13/04/2018.
Los propietarios piden discutir el sueldo de los porteros, dicen que los dejan afuera del debate, del que participan los administradores y el gremio. Quieren que se revea el acuerdo que es hizo para este año y que fijó un 12% de aumento.

El conflicto por las expensas llegó a la Justicia. Las asociaciones de consorcistas, que representan a los propietarios, interpusieron tres amparos en los últimos días. Lo hicieron en los fueros Civil, Laboral y Contencioso Administrativo y Tributario federal. Los tres amparos se enfilan detrás de una demanda: que los consorcistas formen parte de la discusión del salario de los encargados.

El 75% de las viviendas de la Ciudad son departamentos. En los últimos años, las expensas se convirtieron en un fuerte gasto para las familias que viven en edificios. Al punto que muchas llegan a endeudarse. Algunos de los factores que más influyeron en la suba de estos montos mensuales fueron la inflación, los aumentos de tarifas y el sueldo de los encargados. Sobre este último punto, los consorcistas dicen no tener voz.

La paritaria es una negociación salarial constituida por representantes de patrones y obreros en número igual y con los mismos derechos. Así lo dice el diccionario. Pero, en el caso de las paritarias de los encargados, la definición se vuelve difusa. Su discusión salarial es controvertida, no sólo por el impacto económico que tiene, sino también porque la representación es desigual.

La negociación que alcanza a las diferentes categorías de encargados y empleados de edificios es llevada adelante, por un lado, por la Federación Argentina de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontales (FATERyH), que dirige Víctor Santa María, presidente del PJ porteño. Por el otro lado están la Cámara Argentina de la Propiedad Horizontal (CAPHAI), la Unión de Administradores de Inmuebles (UADI) y la Asociación Inmobiliaria de Edificios de Renta y Horizontal (AIERH).

Este año, por primera vez participó la Asociación Civil de Propietarios de Inmuebles de Renta y Horizontal (APH). La decisión de sumar a ese actor fue tomada desde el Ministerio de Trabajo y se leyó como una acción para bajar el peso de Santamaría, a quienes muchos señalaban por “haberse armado una paritaria a su medida”. El problema era que no había ninguna entidad que representara a los propietarios, reales empleadores de los encargados.

“Para las asociaciones de consorcistas esa incorporación no es genuina y no alcanza. La balanza sigue desequilibrada. Y esa diferencia perjudica a los propietarios”, dice el legislador porteño Sergio Abrevaya, que en este caso actúa como abogado de las asociaciones de consorcistas que presentaron los amparos.

De los actores participantes, la CAPHAI es el más antiguo y el único que, a veces, se opone al gremio. Las otras dos organizaciones, UADI y AIERH, surgieron hacia fines de los 80. Según confirmaron fuentes del sector, en cada paritaria la situación se repite: las dos entidades más jóvenes siguen el pedido del sindicato, con lo cual las votaciones salen, como mínimo, de 2 a 1. Y la suma de APH, reclaman, no altera de manera concreta los números. Los consorcistas demandan acciones más profundas: corregir y cambiar la composición de la mesa paritaria y garantizar la legalidad de las representaciones.

“El Ministerio de Trabajo debe incorporar a la patronal, o sea los consorcistas. El fuero Contencioso Administrativo y Tributario federal debe ordenar al Ejecutivo a convocarlos. Y por último se recurre al fuero Civil para que a los administradores les retiren la representación que se arrogan. La representatividad del sector empleador es de los consorcistas”, agrega Abrevaya.

A fines de marzo, los encargados de edificios cerraron una paritaria de 12% en dos tramos. La primera cuota, del 8%, se cobró este mes y la siguiente, del 4%, en septiembre. Para entonces se prevé una revisión en caso de que la inflación a esa fecha supere el acuerdo. Con los amparos, las asociaciones de consorcistas piden que se revea esa paritaria.

A fines de marzo, los encargados de edificios cerraron una paritaria de 12% en dos tramos. La primera cuota, del 8%, se cobró este mes y la siguiente, del 4%, en septiembre. Para entonces se prevé una revisión en caso de que la inflación a esa fecha supere el acuerdo. Con los amparos, las asociaciones de consorcistas piden que se revea esa paritaria.
Fuente Clarin

Share Button
Publicado en Actualidad, CABA, Sergio Abrevaya